Blog del Instituto Profesional de Enseñanza Superior

Desgaste psíquico en call centers

Prevención de Riesgos Laborales: Prevención en Call Centers

Investigadores suecos, tras realizar una encuesta a más de 1.000 operadores de 28 call centers, han llegado a la conclusión con la falta de apoyo por parte de los supervisores y la escasa influencia sobre el propio trabajo representan una situación de alto riesgo para el desarrollo de estados de desgaste psíquico (worn out). Estos estados, que se caracterizan por un estrés elevado y una falta de energía, afectaban a un 14% de los encuestados. El estudio se publicó en el mes de junio de 2010 en la revista Work: A Journal of Prevention, Assessment and Rehabilitation.

La carrera de Higiene y Seguridad en el Trabajo permite estudiar como disminuir sus consecuencias sobre la salud de los trabajadores. Las materias que incluyen dicho estudio se corresponden con la de organización, psicología laboral, medicina industrial y relaciones humanas.

La importancia de los certificados intermedios

¿Una carrera con tres campos laborales?

La carrera de Gestión Ambiental no solo ofrece, con su innovador programa, una formación amplia y única, sino que también otorga certificados intermedios que, en algunos casos, permiten re categorizaciones laborales y hasta la posibilidad de incrementos salariales.

Cuando se empezó a dictar, el Instituto IPES abrió la carrera de Higiene y Seguridad, Calidad y Gestión Ambiental la educación técnica terciaria se vio revolucionada por el novedoso plan que proponía esta nueva capacitación

Durante su formación, los estudiantes no solo adquirieron los conocimientos necesarios como para ejercer la higiene y seguridad en una empresa, previniendo accidentes y enfermedades profesionales, sino también para intervenir en la calidad del producto o servicio de esa empresa y para analizar la afectación que esa producción hace al medio ambiente estudiando materias como Tratamiento y Gestión de Residuos e Impacto Ambiental, Recursos Naturales o Saneamiento del Agua, entre otras.

La exigencia legal de cumplir con determinados requerimientos en materia de Higiene y Seguridad, la necesidad de entender la calidad como una filosofía y la plena conciencia ambiental que el empresariado argentino profesa en esta última década hizo que los Técnicos recibidos de esta nueva carrera fueran muy buscados para ocupar puestos de trabajo estratégicos.

Certificados Intermedios

Pero la versatilidad que la carrera de Gestión Ambiental les ofrece a los técnicos que se reciben no es el único incentivo que ven los estudiantes que año tras años se inscriben para estudiar. La obtención de los certificados intermedios que van logrando conforme avanzan en la carrera, significa para ellos una calificación profesional temprana que, en muchos casos, también impacta en su posibilidad de insertarse anticipadamente en la profesión o incremento de sus honorarios.

Así es como, aprobado el primer año, los alumnos reciben el certificado de: Auxiliares en Gestión Ambiental para las Organizaciones; en segundo año, de Auxiliares en Calidad; para luego obtener: la Tecnicatura Superior en Higiene y Seguridad, Calidad y Gestión Ambiental.

Un título profesional, abarcativo que no solo los posiciona en un lugar de preferencia al momento de trabajar, sino que también les permite continuar sus estudios hasta obtener un título universitario a la finalización de sus estudios terciarios.

De esta manera, el camino iniciado se vislumbra largo y fructuoso en la formación de profesionales éticos, eficientes y exitosos preparados para mejorar la seguridad en el trabajo, la calidad y la gestión ambiental.

Sociología en carreras técnicas

La función social de un Técnico en Higiene y Seguridad.

El estudio de la sociología permite, entre otras cosas, abrir la mente y entender, a través de distintas líneas de pensamiento, por qué pasan las cosas que pasan en la sociedad. Una empresa, que también es una sociedad, debe ser entendida en su proceso para lograr su bienestar y el de sus empleados.

Ningún hombre es una isla” escribió sabiamente el inglés John Donne hace casi cinco siglos entendiendo, seguramente, que las acciones de un individuo –por más individuales que sean- tarde o temprano impactan en el conjunto que solemos llamar sociedad.

La sociología es la ciencia que estudia los procesos de la vida en sociedad, teniendo como elemento de estudio al hombre y sus relaciones sociales con el objeto de lograr el bienestar social. Ambos conceptos, el de darle una responsabilidad social a las acciones de un hombre (entiéndase en este caso, a las acciones de un empleado) y el de estudiar el proceso de vida de una compañía en cuanto a factores culturales y sociales, para lograr el bienestar de las personas que la componen, son fundantes en la formación de un Técnico en Higiene y Seguridad en el Trabajo ya que su tarea es velar por la seguridad de los individuos (que son los empleados) que componen una sociedad (que es la empresa en la que trabajan).

En el programa académico de la carrera de Higiene y Seguridad en el Trabajo, la materia Sociología dota a los profesionales de un espíritu analítico y crítico que, junto al aprendizaje técnico, le permitirá hacer un estudio de la situación actual de la empresa, de los procesos que la llevaron a esa situación y del efecto que esa empresa puede provocar en el resto de la sociedad. A la vez de poder modificar costumbres o formas de trabajo que atenten contra su bienestar.

La función social de un Técnico en Higiene y Seguridad en el Trabajo es determinante en la vida de una empresa y en la de las personas que la componen. Pretender despojar a un profesional de su enfoque social sólo porque su especialidad sea técnica, sería un grave error no solo porque ese despojo le impediría ejercer correctamente su profesión, sino también porque –como dijo John Donne- “Ningún hombre es una isla. Es un fragmento. Una parte del todo“.

¿Cómo captar nuevos talentos y retenerlos en una organización?

La Selección y Capacitación del Personal: herramientas fundamentales en una empresa.

La captación de nuevos talentos y la permanencia de éstos en la empresa aseguran que la inversión económica realizada para su búsqueda y capacitación sean rentables para la compañía.

Muchas compañías de primera línea aseguran que la calidad y precio de sus productos o servicios son los elementos que las posicionan como las mejores, pero muy pocas reconocen que el secreto de su éxito también está dado por los recursos humanos. Son los empleados quienes, muchas veces, marcan la diferencia –para bien o para mal- en el resultado de un proyecto o una gestión. Es por eso que saber seleccionar al personal, captar nuevos talentos, capacitarlos y saber retenerlos en la compañía es el mayor desafío al que un director de área de Recursos Humanos se pueda enfrentar.

Los recursos humanos y las relaciones laborales

Nos son extraños los casos de empleados y ejecutivos con muy buena performance dentro de una empresa que son tentados, económica y profesionalmente, por otras compañías generando que éstos migren en busca de una mejor proyección laboral.

Así como en nuestro país la llamada “fuga de cerebros” afectó, durante una época, a las más altas esferas de la investigación científica y tecnológica, la “fuga de talentos” en una compañía puede impactar seriamente no solo en la estructura y la dinámica de una organización sino también en los resultados económicos que se esperaban -en forma directa o indirecta- de ese empleado talentoso, más si la empresa realizó esfuerzos para convocarlo, contratarlo y capacitarlo.

En la Tecnicatura Superior en Recursos Humanos y Relaciones Laborales hay varias materias que abarcan esta problemática pero dos de ellas –Búsqueda y Selección de Personal y Capacitación y Desarrollo Profesional- lo hacen puntualmente con el objetivo de dotar a los técnicos con la capacidad, la estrategia y el conocimiento necesario como para lograr una eficiente convocatoria del personal más apto, realizar una acertada selección de nuevos talentos, y establecer una duradera y leal relación con los empleados. Tres acciones que un director de área de Recursos Humanos necesariamente deberá tener en cuenta si quiere realizar una gestión exitosa y redituable dentro de una organización.

¿Por qué estudiar Gestión de la Producción y Servicios en Pymes?

PyMES: Son más de un millón en todo el país.

La multiplicación de este tipo de empresas durante los últimos años permitió el repunte de la economía argentina y de la industria nacional. La necesidad de profesionalizar el trabajo en PyMES desde la formación académica ubican a esta nueva carrera terciaria como una de la más interesantes según los estudiantes inscriptos para el 2011.

En un país tan rico en recursos naturales como el nuestro, a veces es difícil entender el por qué de las crisis económicas y financieras que durante las últimas décadas nos azotaron cada diez o doce años. Sin embargo es fácil analizar cómo la Argentina logró levantarse rápidamente de cada una de las últimas debacles recuperando la producción, el empleo y la capacidad de consumo: la clave fue, sin ningún lugar a dudas, apostar al crecimiento desde un microemprendimiento o una PyME.

Según datos oficiales del Ministerio de Industria, la recuperación económica se debe a que “las pequeñas y medianas empresas fueron artífices del crecimiento” existiendo actualmente, en todo el país, más de un millón de PyMES que generan el 75% del empleo total.

Gestionar una PyME

Si bien el concepto Pyme surgió hace más de cuatro décadas, fue entre los años 2003 y 2008 que se registró un fuerte crecimiento del sector con casi cuatrocientos mil nuevos emprendimientos que generaron cerca de dos millones de nuevos puestos de trabajo. Casi dos mil de esas nuevas firmas se dedicaron pura y exclusivamente a producir y exportar sus mercancías logrando en 2008, junto a otras Pymes ya establecidas, un volumen de exportaciones que ronda los U$S 6.700 millones.

Estos datos oficiales ubican a la Argentina como el país con mayor proporción de Pymes industriales a nivel mundial, a razón de 85 empresas por cada cien mil habitantes y hacen que las pequeñas y medianas empresas con producción propia representen el 95% del total de las empresas industriales del país.

Siendo las Pymes, más que un emprendimiento sustentable para salir de la crisis, una realidad de la economía argentina que genera empleo, produce, factura y exporta, es necesario estar a la altura de las circunstancias para competir y permanecer en el mercado.

Por eso, la nueva carrera de Gestión de la Producción y Servicios en Pymes, que profesionaliza el trabajo en Pymes y forma profesionales competitivos entrenados para llevar adelante este tipo de empresas, se presenta como una opción de estudios de vanguardia que prepara a sus estudiantes para lo que va a venir asegurándoles, desde el contenido académico, las herramientas necesarias para que construyan una trayectoria exitosa ya sea desde lo laboral (trabajando en la dirección de una PyME) o desde lo comercial (armando su propia empresa).