Blog del Instituto Profesional de Enseñanza Superior : Instituto Profesional de Enseñanza Superior

Blog del Instituto Profesional de Enseñanza Superior

¿Por qué estudiar?

¿Por qué estudiar?

La falta de trabajo sigue afectando a jóvenes y mayores por igual. La crisis ha conseguido que solo haya una salida posible ante un escenario de incipiente desempleo: la formación continua.

Algunos recordarán con nostalgia las épocas en las que no había que buscar trabajo, el trabajo nos encontraba a nosotros. Con la llegada de la crisis, hace tiempo que esto dejó de ser así. Si somos nosotros los interesados en insertarnos laboralmente, tiene que salir de nosotros adecuar nuestro perfil profesional al complicado mercado laboral que nos concierne. A continuación, 4 razones por las que los expertos consideran que estudiar en situaciones de desempleo, sin importar la edad, es la mejor ocupación.

Ver todos todas las carreras

¿Por qué estudiar?

1.Estancarse, esa “enfermedad laboral” a evitar. En un escenario de recesión económica, observar inalterable como la ausencia de oportunidades laborales ahoga nuestras aspiraciones, es una de las peores reacciones que podemos tener. El hecho de quedarnos parados y dejar de formarnos, nos consumirá poco a poco y nos hundirá en la apatía. Mantener viva la llama del conocimiento y las ganas de aprender nos posibilitará escapar de la paulatina destrucción de nuestras ilusiones y motivaciones, aquellas que siempre nos han mantenido ‘al pie del cañón’.

2.Multiplicar nuestras competencias. El difícil panorama laboral que estamos atravesando se caracteriza, entre otras cosas por la necesidad de especializarnos y obtener nuevas competencias, que nos permitan ser competitivos dentro de un mercado en el que los rivales son cada vez más fuertes. ‘Buscar nuestro valor diferencial’.

3.”Realización personal”, la gran olvidada. Quien dejó los estudios hace años a causa de una mala decisión o por la necesidad económica de adentrarse en el mercado laboral, seguro que tiene alguna espinita clavada relativa a lo que siempre quiso estudiar y por alguna razón, no pudo. Esas personas pueden ver en esta época de total accesibilidad al conocimiento la posibilidad de retomar la pasión que hace años tuvo que dejar.

Ver todas las carreras

¿Me conviene estudiar una carrera?

¿Me conviene estudiar?

En la vida tenemos que tomar decisiones continuamente. Cada día, cada hora, nos enfrentamos a una serie de elecciones, grandes y pequeñas: ¿Bebo café o té? ¿Se lo digo o no se lo digo? ¿Me visto con esta camisa azul o con esta blanca? ¿Sigo discutiendo o hago las paces? ¿Le sonrío o no?…

¿Me conviene estudiar una carrera?

Básicamente hay dos clases de decisiones: buenas y malas. Una buena decisión resulta en una acción apropiada; y una mala decisión viene de una percepción distorsionada y resulta en una acción inapropiada. Si una decisión inicial es buena, o bien genera más decisiones buenas o hace lo contrario. Si una decisión inicial es mala, usted puede tratar de rectificarla – peor aún, defenderla-apilando más decisiones malas encima de la primera, amasando una torre de confusión, ansiedad y tensión.

Muchos, por miedo a tomar malas decisiones, convierten en una virtud el no tomar decisiones en absoluto. El hacer esto es peor todavía que el tomar de vez en cuando decisiones inapropiadas.

Hace algún tiempo, un experto humorístico en el campo del proceso de toma de decisiones decía algo muy sabio, entrelazado con el humor, acerca de esta táctica: “A veces es de sabios tomar la decisión de no hacer nada; pero nadie –ni el más sabio puede hacer eso una y otra vez.
Jacinto B. Cortés sopesaba todo con demasiado cuidado. El solía decir, ‘Por una parte… pero por otra…’, y sus argumentos se contrabalanceaban entre sí tan perfectamente que nunca hacía nada. Cuando Jacinto murió, sus amigos escribieron un gran cero sobre su lápida mortuoria. “Jacinto”, -le solían decir éstos cuando iban a pescar- si quieres pescar, pesca; y si quieres dedicarte solo a poner el cebo o la carnada, dedícate a eso. Pero haz algo, por lo menos. Si no haces nada, tenlo por seguro que no tendrás trucha para cenar. Ni que decir tiene que Jacinto murió de hambre. Llegó un día en que no logró decidir si comer o no.

¿Cuál es el secreto de tomar buenas decisiones? En pocas palabras, no consiste en preocuparse o enojarse, o aplazar la decisión indefinidamente sopesando los pros y contras. Consiste, simplemente, en basarse en la intuición de uno, ese don que todos tenemos, pero que no siempre lo utilizamos.

Supongamos que usted le dice a un amigo que hay cinco cosas buenas acerca de ese restaurante al que fue ayer noche: “la comida era excelente; la atmósfera agradable: el servicio rápido y amigable: la música encantadora, y la panorámica inmejorable”. Su amigo le pudiera decir, “bueno, supongo que querrás regresar allí otra vez”. Y usted le contesta,”no, si te digo la verdad, no”.

¿Le ha ocurrido a usted eso alguna vez? Algo que usted sabía que no debería hacer, y no sabría explicar por qué? Eso es a lo que se llama intuición.

Si usted acepta la premisa de que todo en la vida es un sí o un no, usted se dará cuenta una y otra vez que su intuición es su mejor amigo. La intuición corta a rajatabla a través de la confusión de lo que otras personas puedan pensar, lo que usted teme que debería hacer, y cualquier cosa que la voz del juicio diga. Incluso si usted temporiza con un “quizá”, usted sabrá muy en su interior que su intuición está siempre operando en algún nivel para su beneficio

¿Me conviene estudiar una carrera?

Fte el Supervisor

6 Hábitos para resolver problemas

6 Hábitos para resolver problemas

Cuando se trata de la solución de problemas, con frecuencia nosotros mismos somos el mayor obstáculo en nuestro camino. Nuestros poderes creativos pueden quedar ahogados debido a que tendemos a:

  • Definir problemas desde un ángulo demasiado estrecho.
  • Evitar aparecer insensatos
  • Mantener creencias arraigadas en nosotros desde hace mucho tiempo a través de la fuerza del hábito.

A continuación presentamos 6 hábitos para resolver problemas que nos pueden ayudar a echar por tierra las barreras que se interponen en nuestro camino y que nos impiden conseguir nuestros objetivos

Aqui los 6 hábitos para resolver problemas

  1. Combata el miedo a tomar riesgos. Pregúntese a usted mismo cuáles son las posibles consecuencias de una acción que piensa tomar. Si hace eso se dará cuenta que el mundo no terminará debido a la decisión que usted tome
  2. Recuerde que usted es más inteligente de lo que usted piensa. En situaciones de mucha presión o estrés, las personas con frecuencia nos sorprendemos a nosotras mismas con habilidades que nunca antes habíamos pensado que teníamos. Evite tales creencias autodestructivas como ‘yo no sirvo para eso”. Las percepciones negativas le animarán a evitar los problemas de esa naturaleza siempre que se le presenten. En lugar de hacer eso, dé la cara a los problemas y asuma las consecuencias, aunque no sepa de antemano cuáles podrían ser.
  3. Desmenuce los problemas en partes manejables o accesibles. Divide los problemas en partes más pequeñas y manejables. Una vez hecho eso, usted encontrará que la solución del problema en sí es mucho más fácil. Solucione cada parte por separado sin precipitarse. Cuando termine completamente una parte, prepárese para conquistar la siguiente
  4. Piense en reverso. Empiece con el fin de un proceso. Por ejemplo, considere como un camión será descargado cuando llegue a su destino, y desde ese punto retrocede hacia atrás, hasta que llegue a la playa de estacionamiento de la fábrica, momentos antes de empezar a cargar el camión.
  5. No reinvente la rueda. Tenga siempre presente que es muy posible que los problemas que usted tenga que encarar ya los haya resuelto alguien en alguna ocasión indague, haga las preguntas necesarias, busque la forma en que otras personas solucionaron su problema, y haga lo mismo que ellas, o basándose en la soluciones que ellas aplicaron, aplique usted también la suya.
  6. Ponga sus ideas por escrito. Los dispositivos o estrategias conceptuales, tales como diagramas o cuadros gráficos, pueden ayudarle a ver la imagen completa del problema con mucha más precisión. Mantenga registros de sus pensamientos y detalle por escrito las nuevas inspiraciones que le vengan.

¿Cuál es el beneficio para tu trabajo? Aplique los 6 hábitos para resolver problemas

Las habilidades de resolución de conflictos permiten resolver sus propios problemas de manera rápida y eficaz. Esto permite que el flujo de la actividad continúe  sin interrupciones prolongadas debido a un conflicto que no se resuelve. Los que saben cómo manejar los conflictos también son menos propensos a buscar quien los resuelva para resolver cualquier controversia que surja relacionada con el trabajo o la vida particular. En el trabajo, todos los empleados, incluido el director, son capaces de trabajar de manera más eficiente debido a la capacidad de resolver problemas

Reduce la tensión

El conflicto puede causar tensión entre los empleados si no saben cómo manejar la situación. Un desacuerdo que permanece sin resolver causa tensión que con frecuencia se propaga a otros empleados que no estaban involucrados en un principio. Si ambas partes sienten que están en lo correcto y se niegan a escucharse una a otra, pueden enfrentarse una contra la otra, impulsando a otros empleados a tomar partido. La tensión por el conflicto no resuelto baja la moral en el lugar de trabajo y puede detener el flujo de trabajo. Mediante la formación de tus empleados para manejar los conflictos por sí mismos, la tensión general disminuye para formar un mejor ambiente de trabajo.

Por qué estudiar en Instituto IPES

10 RAZONES PARA ESTUDIAR EN INSTITUTO IPES

Estudiar recursos humanos y aprende a motivar al personal a

¿Por qué estudiar en Instituto IPES?

Carrera de Recursos Humanos

  1. Porque en sólo 2 años obtendrás un título de nivel superior al estudiar Recursos Humanos con orientación en Relaciones Laborales, oficial y de validez nacional.
  2. Porque la carrera está orientada a Relaciones Laborales, con lo cual te formarás como profesional de 2 disciplinas relacionadas y muy requeridas en el mercado laboral.
  3. Porque nuestros docentes ejercen profesionalmente las materias que dictan y son reconocidos por su calidez humana y atención personalizada a los alumnos.
  4. Porque más del 60% de nuestros alumnos llegan al Instituto IPES por recomendación de alumnos y egresados
  5. Porque los horarios que te ofrece estudiar en el Instituto IPES te permitirán estudiar en Instituto IPES y trabajar.Porque en el Instituto Profesional la carrera finalmente te cuesta menos. 

    Enterate por qué

  6. Porque no tenés que rendir examen de ingreso.
  7. Porque tenés apoyo sin cargo y permanente de los docentes para cuando faltás, para rendir exámenes y para recuperar materias.
  8. Porque te ofrecemos una Bolsa de Trabajo con asesoramiento gratuito e información permanente sobre ofertas laborales para alumnos y egresados  de Recursos Humanos.
  9. Y porque las empresas buscan a nuestros egresados por nuestro reconocido nivel de formación, y un alto porcentaje de nuestros alumnos consigue trabajo
    Estudiar Recursos Humanos

 Convertite en un profesional capacitado y competitivo
en 2 áreas muy demandadas en el mercado laboral actual

 Mas Información

Diseño de Puestos de Trabajo. 2 elementos a tener en cuenta

Diseño de puestos de trabajo con PC

Los diseños puestos de trabajo deben permitir regular  posición del trabajador

click en la imagen para ver el video

“Ergonomía Laboral” muestra cómo reconocer los problemas ergonómicos, efectos potenciales adversos y soluciones pragmáticos que los empleados pueden usar para tratar estos problemas. En los últimos años los problemas ergonómicos potenciales se han convertido en una preocupación importante en muchos ambientes laborales.

El diseño de puestos de trabajo es importante ¿POR QUÉ?

La seguridad y salud ocupacional es un área multidisciplinar relacionada con la seguridadsalud y la calidad de vida de las personas en la ocupación. La seguridad y salud ocupacional también protege a todo el público en general que pueda verse afectado por el ambiente ocupacional.

Podemos reducir  la carga (en particular los dolores del cuello, hombro y espalda) adaptando el puesto de trabajo a la correcta colocación de las pantallas y de los controles en relación con al altura de los ojos y manos del trabajador.

Estudiar Prevención de Riesgos Laborales

Cuando es posible modificar fácilmente la altura de la pantalla, del teclado y de la silla,  tanto los trabajadores más altos como los más bajos pueden utilizar el mismo puesto y trabajar cómodamente

Diseño de puestos de trabajo ¿CÓMO?

  1. Proporcione sillas y mesas cuyas alturas pueden ser fácilmente regulables.
  2. Si no se dispone de una mesa de trabajo con altura regulable, emplee mesas bajas para los trabajadores de menor estatura y mesas más altas para los trabajadores de mayor estatura, de modo que el teclado esté al nivel del codo.
  3. Si no se dispone de mesas bajas para los trabajadores más bajos, utilice una plataforma para elevar la silla, de modo que el teclado esté al nivel del codo con los pies bien apoyados en la plataforma.
  4. Eleve o baje la altura de la mesa de trabajo existente, de forma que el teclado esté al nivel del codo con los pies bien apoyados en la plataforma.
  5. Ajuste la posición del atril o portadocumentos, de la lámpara de mesa o de elementos, de forma que el trabajador pueda ver y trabajar cómoda y fácilmente.

ALGUNAS INDICACIONES MÁS

  1. Además de sillas regulables, trate siempre de conseguir también mesas regulables.
  2. Asegúrese de que los trabajadores más altos tienen suficientemente espacio para las piernas y rodillas.
  3. Instruya a todos los trabajadores sobre cómo regular el puesto de trabajo.

Es aconsejable que los trabajadores se sienten de diferentes maneras durante el trabajo. El mantener una posición durante un largo periodo es muy fatigante.

 Diseño de puestos de trabajo caso práctico que se convirtió en un caso de éxito

Al cabo de un tiempo de poner en marcha este proyecto, esta empresa del sector alimentación empezó a ver los primeros resultados.

Consiguió ganar en autonomía y redujo los potenciales peligros ergonómicos a los que sus trabajadores estaban expuestos, aspectos que a su vez implicaron un doble ahorro.diseño ergonomico puestos

  • Por un lado, ganar en autonomía, les permitió no tener que contactar con empresas externas que les solucionaron sus problemas en Ergonomía,
  • y, por otro lado, al reducir el absentismo laboral derivado de trastornos musculoesqueléticos, mejoraron la productividad de sus plantas.

Al fin y al cabo, nuestra responsabilidad como responsables de Salud Laboral y Ergonomía, reside en la salud de los trabajadores.

Un sistema de trabajo efectivo, con protocolos de reducción de riesgos eficaces, va a conseguir mejoras tanto en los propios trabajadores como en los beneficios de la empresa.

Esperamos que este artículo te haya aportado buenas ideas.

Compártelo en tus redes sociales y únete a las nuestras para estar al día de todo lo que publicamos. Si quieres añadir algún comentario, por favor hazlo a continuación.