Blog del Instituto Profesional de Enseñanza Superior : Instituto Profesional de Enseñanza Superior

Blog del Instituto Profesional de Enseñanza Superior

Estudiar una carrera corta ¿Por qué?

Estudiar una carrera corta ¿Por qué?

Estudiar una carrera corta

Si bien la misma carrera puede resultarle fácil a una persona y difícil a otra, lo que no se puede negar es que estudiar una carrera corta que demandarán menos tiempo a los estudiantes que las elijan que las carreras de grado tradicionales.

Las carreras cortas son una opción ideal si no sabes qué estudiar, en principio porque son prácticas y ofrecen una primera mirada al campo profesional al que luego te dedicarías.

Es decir, si no estás seguro sobre el camino elegido, muy rápidamente te darías cuenta si estuviste o no en lo cierto.

Además, un terciario o carrera de dos años te ofrece la chance de comprometerte con esa carrera a un plazo menor que una carrera de grado, lo cual si no sabes qué estudiar te ayudará precisamente a tener más chances de terminar el programa y conseguir tu título de todas maneras.

Y finalmente, una vez que tengas tu título y conozcas con más exactitud qué implica una carrera en tu área o qué intereses profesionales realmente tienes, siempre podrás complementar esa carrera corta con otras formaciones -carreras de grado, diplomaturas, cursos, posgrados, etc.- para seguir profesionalizándote.

¿Qué carrera corta puedes hacer en Argentina si no sabes qué estudiar? La oferta es amplísima y está en todos los ámbitos profesionales. Vamos a ver dos posibilidades de toda la oferta que hay.

La Carrera de Seguridad e Higiene se ha creado con el objetivo de tener una mejor calidad de vida en el trabajo.

Se forman profesionales para el análisis de las condiciones de un ámbito laboral como también para que, dentro de una empresa determinada, y en función de la normativa vigente, pueda disponer las medidas necesarias, para que se den las condiciones de seguridad indispensables.

¡Conoce más sobre esta carrera corta!

La carrera corta de Recursos Humanos administra el capital laboral de la compañía o empresa. Es quien se encarga de atraer, seleccionar, darles formación, evaluar y recompensar a los trabajadores de una organización.
Asimismo, trabaja en e la organización de los empleados, así como de que se cumplan las leyes del trabajo y empleo.

¡Conoce más sobre esta carrera corta!

¿Quieres mejorar tu futuro profesional?. Anímate y solicita información

El Instituto IPES ofrece verdaderos beneficios a los estudiantes que se anoten para seguir alguna carrera corta que ofrecemos.

A continuación algunos de los beneficios diseñados para nuestros alumnos

Oferta educativa

  • Carreras cortas (hasta 2 o 3 años solamente) con título oficial y validez nacional.
  • Certificaciones Profesionales Oficiales antes de finalizar la Carrera. ¡Para poder empezar a trabajar antes!
  • Carreras únicas y competitivas.
  • Carreras requeridas por el mercado laboral.
  • Actividades extracurriculares de especialización.

Servicios educativos

  • Clases de apoyo sin costo adicional.
  • Campus virtual para apoyo de tus estudios. Material de estudio sin costo adicional.
  • Bolsa de trabajo con asesoramiento gratuito y alertas de demandas laborales.
  • Actividades extracurriculares de apoyo.

Al final te cuesta menos

  • Clases de apoyo sin costo adicional.
  • No cobramos derecho de examen.
  • Material de estudio sin costo adicional.
  • Actividades extracurriculares sin costo o con costo reducido.
  • Asesoramiento gratuito en la búsqueda laboral.

Más beneficios

  • Lugar de cursado en ubicación privilegiada, de fácil acceso.
  • Instalaciones con máximas medidas de seguridad.
  • Importante descuento en la cuota al mejor promedio de cada año.
  • En el Instituto no se pierden clases, se remplazan los profesores ausentes.

Además, tienen amplia posibilidad de inserción laboral una vez terminada, y además posibilidad de proseguir con las carreras de grado o especializándote profesionalmente. Como notarás elegir una carrera corta en el Instituto IPES es una elección excelente para quienes quieren progresar laboralmente.

Al final te cuesta menos estudiar en el Instituto IPES

Estudiar Recursos Humanos 8 Pasos para buscar trabajo

Estudiar Recursos Humanos. 8 Pasos para buscar trabajo

 La principal fuente para buscar trabajo es Internet. Requiere constancia y un método para que se convierta en un éxito.

Capacitate en 2  muy demandadas en el mercado laboral

Estudiar Recursos Humanos

 

¿Cómo buscar trabajo?​https://institutoipes.edu.ar/wp-content/uploads/2021/10/Video-2.jpg

  1. Tener claro el objetivo profesional de tu búsqueda y darlo a conocer en todos los lados de internet.
  2. Cuidado con lo que publicas porque permanece luego en internet.  
  3. Tómalo como un trabajo con horario para su realización
  4. Amplía tu búsqueda Utiliza diferentes canales de búsqueda de empleo. Puedes consultar las ofertas publicadas en redes sociales (como LinkedIn, Instagram o Twitter), portales de empleo.
  5. Sé constante, si no practicas este consejo sólo te ayudará la suerte. Una forma fácil de estar informado es suscribiéndote a las alertas que te ofrecen los distintos portales de empleo. 
  6. Actualiza tu carta de presentación y currículum teniendo en cuenta al posible empleador.
  7. Mantiene actualizada la red de contactos de personas que puedan dar trabajo. La red de contactos es una de las formas más efectivas de encontrar empleo.

Te invitamos a visitar el portal de empleos

Estudiar Recursos Humanos en Instituto IPES te Convertirá en un profesional capacitado y competitivo en dos áreas muy demandadas en el mercado laboral actual.

Estudiar Recursos Humanos

Higiene Laboral en oficinas

Higiene laboral en la oficinac

Higiene Laboral en ambientes cerrados 

Un lugar que es casi un zoológico en miniatura. Allí pueden encontrarse hongos, virus, bacterias, ácaros y un sinfín de enemigos más. ¿Cómo defenderse de ellos? Ante todo, tomando conciencia de que existen.

Estudie Higiene y Seguridad Laboral

Probablemente usted pase gran parte del día en una oficina, su lugar de trabajo. Quizá la encuentre cómoda, adecuada y hasta elegante, pero lo más común es que allí se vea presa de un malestar generalizado, una extraña mezcla de nerviosismo, cansancio, sensación de ahogo y encierro. Se le irritan los ojos, o tal vez sufre accesos de estornudos, resfríos persistentes y otras molestias. Esa oficina, aunque sea ultramoderna, es un ámbito sumamente agresivo para la salud, la oficina está enferma – casi todas lo están- y usted es una víctima de esa enfermedad.
El vertiginoso desarrollo de la civilización trae aparejada la aparición de nuevas patologías, y todos esos síntomas que mencionamos anteriormente no tienen que ver con el trabajo en sí, sino con el lugar donde se trabaja y con deficientes condiciones del mismo. Ante eso, el cuerpo responde con una suerte de alergia a la oficina, que no es otra cosa que el Síndrome del Edificio Enfermo, denominación con que la Organización Mundial de la Salud denomina a  ese cúmulo de molestias y enfermedades. Para corregir estos ambientes esta la disciplina de la higiene laboral

RAZONES PARA UN MALESTAR
Las causas tienen que ver con la mala ventilación, la masiva presencia de hongos, bacterias, virus y esporas, descompensaciones de las temperaturas, vapores, gases y productos químicos contaminantes, ruidos molestos, iluminación inadecuada, cargas electromagnéticas, humo, y varios factores más, que conforman la polución de oficina y el consiguiente mal de oficina, una enfermedad real y con síntomas reales. Curiosamente, cuando se dan estos factores el enfermo es el edificio y no el trabajador que lo habita, por lo que el tratamiento debe centrarse, mas que nada, en el inmueble. Es muy común que todos los trastornos desaparezcan cuando el individuo abandona la oficina, lo que es una prueba contundente de esta teoría. Para corregir estos ambientes se aplica la higiene laboral

Estudie Higiene y Seguridad Laboral

Cualquier edificio puede convertirse en un peligro, y para ello deben darse una combinación de causas, aunque las modernas estructuras son más proclives a enfermar y contagiar a sus moradores. Los motivos son los materiales sintéticos, los equipos electrónicos y eléctricos y principalmente, el hecho de que la mayoría sean espacios herméticamente cerrados. Mientras usted trabaja, a su alrededor pululan varios agentes peligrosos, a veces invisibles y silenciosos: humo de tabaco, Virus, bacterias, hongos, polvo, emanaciones de pegamentos y aerosoles.
Uno de los factores de riesgo más importantes es el mal estado del aire, del que los acondicionadores inadecuadamente utilizados son los responsables (hay que destacar que según la mayor parte de las investigaciones, quienes no deben soportar el aire acondicionado tal vez se mueran de calor en verano, pero se salvan de sufrir muchas molestias). Veamos por qué. Las tuberías son un criadero de microorganismos, ya que al estar apagados y a temperatura constante, con condiciones estables de oscuridad y humedad, los diminutos monstruos se encuentran en el paraíso. Cuando el sistema se pone en funcionamiento, la invasión es total.
Toda la oficina se convierte en tierra tomada, y sus ocupantes respiran esporas, ¿El resultado? Vaya anotando: inflamación en las mucosas, infecciones en las vías respiratorias, conjuntivitis, ahogo y descompensaciones, dada la sequedad del aire. Pero también hay peligros mayores, que tienen que ver con la diseminación de productos más peligrosos y que forman parte de la misma estructura del edificio, como las fibras de amianto, la lana de vidrio y la roca, que desprende polvillo. Un dato para asustarse: el amianto es una sustancia potencialmente cancerígena. Se lo suele encontrar en los paneles divisorios de algunas oficinas.
Una de los microorganismos esparcidos en el ambiente laboral es la legionela, que provoca un cuadro similar al estado gripal, para desembocar luego en una enfermedad más grave, con trastornos neurológicos, renales y hepáticos. El humo del cigarrillo también viaja con el aire acondicionado, por lo que en la oficina, créase o no, todos fuman. El paliativo para este problema consiste en una periódica limpieza de los filtros y controles de las condiciones atmosféricas -grado de humedad, temperatura y renovación del aire acondicionado que circula, como también el análisis de gases nocivos o microorganismos en las tuberías.

Es muy común la presencia de formaldehído en el ámbito de la oficina. Esta sustancia está presente en la pintura, los desinfectantes, la tapicería, los revestimientos, aglomerados y materiales sintéticos en general. Los efectos que causa no son agradables: alergias, dolores de cabeza, náuseas y hasta vómitos. Lo ideal para evitar esta sustancia, seria que los revestimientos fueran cerámicos o revestidos en madera, ya que estos elementos no emanan gases y no son proclives a la acumulación de polvo, moho y microorganismos varios; y además son más fáciles de higienizar. Existen, también, productos de limpieza libres de aldehídos y emanaciones, cuya utilización reduciría en mucho una serie de trastornos que los limpiadores tóxicos provocan. Lo visto hasta aquí alcanza y sobra para que cuando pise la oficina lo haga con un justificado temor, casi como si entrar a un campo de batalla con todo un pelotón de francotiradores apuntando a su salud. Pero esto no es todo.

Estudie Higiene y Seguridad Laboral

LA TECNOLOGIA CONTAMINA

Una compañera casi constante del oficinista es la fotocopiadora, que aparte de ser una útil herramienta de trabajo es un agente bastante pernicioso para la salud. Al funcionar, muchas de estas máquinas emiten ozono, lo que provoca dolores de cabeza, fatiga y vértigo, y también es fuente de una serie de gases tóxicos que son inhalados por quien se encuentra operándola o cerca de ella. Lo ideal es tener este aparato en un lugar aislado, lejos del lugar habitual de trabajo. Cuanto más apartada esté, mejor. Todo el equipamiento eléctrico y electrónico, indispensable en la oficina moderna, es foco de otro agente contaminante llamado electro polución. Los cables, conexiones, mandos y sistemas de transmisión de energía crean un campo electromagnético, que colisiona con el natural, lo cual provoca cansancio, irritabilidad y fatiga. Quienes trabajan largas horas frente a las pantallas de las computadoras son los más afectados por este fenómeno, sin contar con que su arma de trabajo también provoca malestares visuales, enrojecimiento e irritación en los ojos. Quiere más? La computadora también produce ionización con cargas positivas (los iones son partículas que se forman a partir de la disociación de una molécula, que puede tener carga negativa o positiva) lo que  aparejado en quien la opera un aumento del estrés, agresividad depresión y tensión arterial. En varias empresas se ha reducido el tiempo que pasan las personas frente a las pantallas, debido a que se lo considera casi un trabajo insalubre.

LUCES Y SOMBRAS

La iluminación inadecuada produce una serie de trastornos. Los tubos fluorescentes difunden rayos ultravioletas, que reaccionan químicamente con el polvo que se halla en suspensión en el aire, dando lugar a un fenómeno denominado smog fotoquímico. Aparte, estos tubos parpadean imperceptiblemente, lo que produce una sobre excitación del sistema nervioso y tensión ocular. La luz natural es lo ideal para evitar estos trastornos pero a falta de esta, incluso la luz incandescente es mejor que los nocivos tubos. Como vemos, el organismo recibe fuego cruzado ni bien el individuo pone un pie en la oficina, pero el cuerpo no es el único damnificado.
Quienes deben pasar largas horas en un reducto agresivo sufren una serie de trastornos psicológicos, algunos de gravedad. Uno de los más recurrentes es la tecno fobia, o sea el sistemático rechazo consciente o inconsciente a los elementos informáticos y electrónicos, que hacen que el individuo se tome agresivo, ciclotímico y, en muchos casos, ineficiente. Pero las condiciones ambientales ejercen una importante influencia el comportamiento y en la salud mental. Lo que a simple vista aparece como una imponente edificación acero, cristal y hormigón, no es mas que una jaula alienante, que produce a sus moradores estrés, inquietud, presión, desasosiego e intranquilidad a causa de una sensación de perdida de control sobre el entorno, de pequeñez y de pérdida de identidad.
Las oficinas amplias, donde todos comparten un solo ambiente, produce dolores de cabeza, tal vez por la cotidiana falta de privacidad. Aquellas que se hallan muy compartimentadas producen una serie de sensaciones que pueden desembocar en claustrofobia, y la falta de una vista al exterior también es perniciosa. Una de las recomendaciones es salir a caminar si se tiene la oportunidad de hacerlo, en lugar de encerrarse en un bar. Lograr un desenchufe, aunque sea momentáneo, es todo un paliativo. Estos factores redundan en una notable pérdida de efectividad laboral, amén de los problemas de salud, por lo que los especialistas pugnan por una toma de conciencia al respecto. En nuestro país, se calcula que cerca del 85 por ciento de los oficinistas trabajan en ambientes cerrados y contaminados.

Estudie Higiene y Seguridad Laboral

¿UNA OFICINA ECOLOGICA?

Los esfuerzos para lograr un ámbito laboral no agresivo deben tener en cuenta muchos factores. En algunos casos, fue necesario cambiar todo el sistema de climatización para deshacerse de bacterias y hongos rebeldes.

En casos más contundentes, hubo que demoler. Es el caso del edificio Berlaymont, de Bruselas, debido a que la estructura tenia tanto amianto que pasar un día dentro de la construcción era casi una sentencia de muerte a largo plazo. Casos como estos se repitieron en todo el mundo, a punto tal que el amianto azul está prohibido como material aislante por su alto grado de toxicidad y por ser violentamente cancerígeno. Una limpieza a fondo con vapor reduce considerablemente los niveles de contaminación, como también los chequeos de la ventilación y la limpieza de las tuberías.
En muchos casos se han implementado medidas para hacer de la oficina un lugar más hospitalario y menos peligroso para la salud. Efectos sonoros tranquilizantes, aromas naturales esparcidos a través de los sistemas de ventilación, vistas panorámicas, recambio de los tubos fluorescentes por iluminación más adecuada, higienización a fondo, lapsos de descanso más amplios y verde, mucho verde. Las plantas causan un efecto físico y psicológico, ya que renuevan el oxígeno y son agradables a – la vista. Tienen un efecto calmante.

En muchos casos, el grado de polución – centro de una oficina es 10 veces superior al externo, pero la carencia de  una legislación que regule este problema  hace que su solución no sea fácil. Las deficiencias en la construcción, los materiales utilizados en la misma, las remodelaciones y la falta de mantenimiento e higiene son los factores principales que hacen que un lugar de trabajo se asemeja a una peligrosa aventura Es muy difícil escapar de los ataques de la oficina. Y el hecho de que sea el lunes el día en que peor nos sentimos no tiene sólo que ver con el comienzo de la actividad semanal. Durante el fin de semana, los equipos de aire acondicionado permanecen apagados, hay oscuridad y se junta polvo y otras sustancias. En ese lapso, en las tuberías y en cada rincón no muy limpio de la oficina se produce una orgía reproductora de virus y bacterias.
Cuando el lunes llegamos, luego de un fin de semana de descanso y desintoxicación, y todo se pone en funcionamiento, somos víctimas de un ataque virulento, feroz, y reaccionamos al síndrome de oficina enferma con los síntomas típicos del lunes: mal humor, cansancio, jaqueca, fatiga y toda esa serie de molestias tan características. Esta problemática puede llegar a ser grave si el sistema inmunológico no funciona del todo bien, o si se es alérgico o hipersensible a determinados factores. Es recomendable la ingestión de alimentos ricos en vitaminas A. E y C, como también en minerales para fortalecer las defensas. Si es alérgico, antialérgico adecuado a la alergia que padece, y evite ingerir café, ya que la cafeína deprime el sistema inmunológico, al igual que los dulces y las gaseosas

RESUMEN

HISTORIA CLINICA

  • Todas las molestias que ocasionan en el  trabajo en oficina, son agrupadas por la Organización Mundial de la Salud en lo que se conoce como Síndrome del Edificio Enfermo (SEE.
  • Mientras trabajamos, a nuestro alrededor pululan varios agentes peligrosos invisibles y silenciosos: el humo del tabaco, virus, bacterias, hongos, polvo, emanaciones de pegamentos, etcétera
  • Durante los fines de semana, el aire acondicionado es un criadero de microorganismos. El lunes a ponerse en funcionamiento, esparce Infinidad de microbios en todos los ambientes
  • Los cables y conexiones crean campos electromagnéticos que causan cansancio irritabilidad y fatiga.
  • La iluminación fluorescente provoca tensión ocular

EL ESPECIALISTA

  • Cada vez que pueda, trate de salir del ambiente de la oficina. Un poco de aire fresco le despejará la mente dándole nuevas energías
  • Limite solo a lo indispensable el tempo que pasa frente a la computadora. Sus ojos estarán más descansados en incluso se sentirá mas descarto
  • Si alguien que trabaja con usted tiene gripe o anginas, no le permita usar su teléfono o se contagiará de Inmediato Otro método -algo maniático es desinfectar la boquilla del aparato con un algodón embebido en alcohol
  • Durante el almuerzo. Trate de consumir suficiente vitamina C-un jugo de naranja es lo ideal para ayudar a su organismo a defenderse de los microorganismos que lo acosan en el trabajo

DICCIONARIO

Amianto: Mineral filamentoso resistente a fuego y las altas temperaturas. Se utilizaba, en estos momentos esta prohibido su uso,  como elemento interior de los divisores de oficinas y es altamente cancerígeno. En oficinas antiguas se puede encontrar presente

Electro polución: Contaminación producida por los artefactos que se conectan a una red. Estos general un campo electromagnético que afecta la salud.

Espora: Elemento reproductor de organismos inferiores, como algas, hongos, etc. Las esporas permiten la reproducción de microorganismos que causan enfermedades y resistentes a los cambios ambientales

Formaldehido: Gas de gran poder desinfectante que inhalado, puede producir daños en las vías respiratorias. Se lo suele utilizar, muy diluido, en diferente tipo da industria

PRICIPALES CONTAMINANTES DEL INTERIOR DE UNA OFICINA

Hongos 33%
Polvo en aire 29
Humedad relativa baja 26%
Bacterias Patógenas 10%
Formaldehídos 7%
Escapes de gases 5%
Huno de cigarrillo 4%
Compuestos org. volátiles 4%
Humedad relativa alta 3%
Fibra de vidrio 3%
Ozono 2%

 

ASI ATACA LA OFICINA

SINTOMAS AGENTES
Irritación en los ojos Químicos orgánicos
Sequedad en la garganta Químicos inorgánicos
Catarro Polen y Polvo
Dolor de cabeza Bacterias y virus
Fatiga Mohos y hongos
Tos Fibras
Mucosidad Humo de tabaco
Alergias Ozono
Depresión Humedad
Mareos Aire viciado
Náuseas Formaldehídos
Estrés  
Infecciones  

Estudie Higiene y Seguridad Laboral

Fuente  Buena Salud

Cultura de seguridad

Por que estudiar seguridad e higiene .La cultura de seguridad

Cualquier grupo humano desarrolla una cultura que le es propia, maneras de hacer, de pensar, de controlar los riesgos, comprende sus fracasos, perfecciona sus éxitos. De esta forma el colectivo adquiere saberes colectivos y se adapta a los contextos sociales, económicos y  de esta manera evoluciona.

Esto se aplica a las empresas cuyo resultado es una cultura organizativa y la pregunta es en donde colocamos la seguridad  en cuanto a prioridad. Esto contribuye  al rendimiento global de la empresa.

Una cultura no se decreta se construye. Te invito a ver el video

¿Te interesan estos temas? te invito a estudiar alguna de nuestras carreras cortas 

Visita nuestra web, animate y cambia tu futuro profesional

Seguridad e higiene. Guantes de látex ¿son aconsejables usarlos en la cocina?

Seguridad e higiene. Guantes de latex

A priori, todo hace indicar que utilizar guantes de látex para cocinar es lo más recomendable e higiénico, pero la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), aconseja no utilizarlos porque dan una falsa sensación de seguridad e higiene, llevando a la persona que manipula los  alimentos a descuidar las acciones preventivas como el lavado correcto y frecuente de manos. Y es que un uso inadecuado de ellos puede ser tan poco higiénico como un ineficaz lavado de manos.

Mas información: Carreras cortas con título oficial 

Lavarse las manos es una de las mejores formas de protegerse y proteger a su familia para no enfermarse. Sepa cuándo y cómo se debe lavar las manos para mantenerse sano.

Seguridad e higiene

Cómo se propagan los microbios

Lavarse las manos puede mantenerlo sano y prevenir la propagación de infecciones respiratorias y diarreicas de una persona a otra. Los microbios se pueden propagar de una persona a otra persona o de las superficies cuando usted:

  • Se toca los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • Prepara o consume alimentos o bebidas con las manos sin lavar.
  • Toca una superficie o un objeto contaminado.
  • Se suena la nariz o se cubre la nariz y la boca con las manos cuando tose o estornuda y luego le toca las manos a otra persona o toca objetos de uso común.

Momentos clave para lavarse las manos

Usted puede ayudar a que tanto usted como sus seres queridos se mantengan sanos al lavarse las manos a menudo, especialmente durante los siguientes momentos claves en que tiene más probabilidades de contraer y propagar microbios:

seguridad e higiene

  • Antes, durante y después de preparar alimentos
  • Antes y después de comer algo
  • Antes y después de cuidar a alguien en su casa que tenga vómitos o diarrea
  • Antes y después de tratar una cortadura o una herida
  • Después de ir al baño
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar
  • Después de tocar a un animal, alimento para animales o excrementos de animales
  • Después de manipular alimentos o golosinas para mascotas
  • Después de tocar la basura

La guía para la lista de momentos clave para lavarse las manos se elaboró a partir de la información de una serie de estudios. También puede haber otros momentos en los que sea importante lavarse las manos.

seguridad e higiene

Siga cinco pasos para lavarse las manos de la forma correcta

Lavarse las manos es fácil, y es una de las formas más eficaces de prevenir la propagación de microbios. Las manos limpias pueden detener la propagación de microbios de una persona a otra y dentro de toda una comunidad; esto incluye su hogar, su lugar de trabajo, guarderías infantiles y hospitales.

Siga siempre estos cinco pasos:

  1. Mojarse las manos con agua corriente limpia (tibia o fría), cerrar el grifo y enjabonarse las manos.
  2. Frotarse las manos con el jabón hasta que haga espuma. Frotarse la espuma por la parte de atrás de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.
  3. Refregarse  las manos durante al menos 20 segundos. ¿Necesita algo para medir el tiempo? Tararee dos veces la canción de “Feliz cumpleaños” de principio a fin.
  4. Enjuagarse bien las manos con agua corriente limpia.
  5. Secárselas con una toalla limpia o al aire.

seguridad e higiene

Use un desinfectante de manos cuando no pueda usar agua y jabón

using hand sanitizer

Puede usar un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol si no dispone de agua y jabón.

Puede usar un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol si no dispone de agua y jabón.

Lavarse las manos con agua y jabón es la mejor forma de eliminar los microbios en la mayoría de las situaciones. Si no dispone inmediatamente de agua y jabón, puede usar un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. La forma de saber si el desinfectante contiene al menos 60 % de alcohol es leyendo la etiqueta del producto.

Los desinfectantes pueden reducir rápidamente la cantidad de microbios en las manos en muchas situaciones. Sin embargo,

  • Los desinfectantes no eliminan todos los tipos de microbio.
  • Los desinfectantes de manos podrían no tener la misma eficacia cuando las manos están visiblemente sucias o grasosas.
  • Es posible que los desinfectantes de manos no eliminen las sustancias químicas perjudiciales, como los pesticidas y metales pesados.
  • Cómo usar un desinfectante de manos

    • Aplíquese el gel en la palma de una mano (lea la etiqueta para saber la cantidad correcta).
    • Frótese las manos.
    • Frótese el gel sobre todas las superficies de las manos y los dedos hasta que estén secas. Esto debería tomar unos 20 segundos.

¡Cuidado! Los desinfectantes de manos a base de alcohol pueden causar intoxicación por alcohol si se ingiere una cantidad mayor a dos tragos. Manténgalo fuera del alcance de los niños pequeños, y supervise a los niños cuando lo usen.

Fuente: CDC centro de control y la prevención de las enfermedades