Av. de Mayo 1460 EP IZQ (1085) Ciudad de Buenos Aires -Argentina
Tel:4384-9111 Fax:4383-8976

La limpieza y el aseo personal previenen enfermedades

Administración de la Higiene Laboral

Los gérmenes también “viajan” con las personas y así se trasladan de un lugar a otro usando como principal medio de transporte, nuestras manos cuando están sucias.

La limpieza y el aseo personal previenen enfermedades. Vos, ¿cuántas veces te lavaste las manos hoy?

Mantener el ambiente de trabajo ventilado, limpio y desinfectado es una de las medidas preventivas más comunes y necesarias a la hora de combatir gérmenes y evitar enfermedades de fácil propagación en espacios cerrados y poblados.

Sin embargo eso sólo no es suficiente: el aseo personal del trabajador juega un papel importantísimo en esa misma batalla ya que los microorganismos no solo anidan en un baño mal higienizado, en el tubo de un teléfono sin desinfectar, o en la pantalla táctil de un cajero automático. Los gérmenes también “viajan” con las personas y así se trasladan de un lugar a otro usando como principal medio de transporte, nuestras manos cuando están sucias. Por supuesto que los portadores no somos sólo nosotros: compañeros de oficina, clientes, proveedores, el taxista que hoy nos llevó, el mozo que sirvió el almuerzo, el pasamanos del colectivo; toda persona u objeto (principalmente los billetes y las monedas) tocados por personas, puede ser portadores de gérmenes y sin querer, nosotros podemos llevar las bacterias del picaporte de la puerta del trabajo a casa, o los gérmenes de nuestras mascotas, por ejemplo, al trabajo.

Por eso el lavado de manos, constante y permanente, es esencial para protegernos nosotros y a los nuestros. Antes de salir de casa, al llegar al trabajo, luego de ir al baño, antes y después de comer o cocinar, y otro montón más de situaciones cotidianas son propicias para lavarnos las manos, eliminar posibles gérmenes y prevenir enfermedades.

La toma de conciencia sobre la importancia de lavarnos las manos y la educación –tanto en chicos como en grandes- para adquirir el hábito de higienizarnos permanentemente, son dos conductas que, de no tenerlas, debemos implementarlas; y de practicarlas, tenemos que mantenerlas. Sólo así se minimizarán los riesgos y se ganará en prevención y seguridad.

Testimonios

“A través de este medio agradezco al personal del IPES por la formación que me han dado. En mi caso permitió que la empresa para la cual trabajo me tuviera en cuenta a la hora de armar el equipo que se encarga de la gestión ambiental. /…/ Quisiera que a través de usted hacerles llegar mi gran agradecimiento a todo el personal por hacer posible que llegara a donde hoy estoy”.
Sebastián, egresado del Instituto Profesional de Enseñanza Superior.

— Sebastian - Operación de Procesos de Generación Térmica y Eléctrica

Más testimonios »